El camino: el origen de la flecha amarilla

No sólo en Galicia se reconoce como el símbolo en el camino, sino que ya es reconocido  a nivel internacional como el guía que cada uno de nosotros lleva para orientarnos en el camino a Santiago .

Curiosamente este símbolo, es prácticamente reciente , ya que partió de una idea del sacerdote Elías Valiña en 1984. Este sacerdote de O Cebreiro , hablaba cada día con los peregrinos que llegaban hasta su iglesia y hospedería. Ellos le relataban una y otra vez las dificultades para llegar hasta allí  sin perderse en su recorrido por  El Camino para llegar hasta Santiago.  Elías Valiña abría las  puertas de su santuario para alojar a todo aquel que necesitase descansar, dándole cobijo incluso en un pajar.

Estas quejas constantes de los peregrinos le hizo reaccionar , y compró sobrante de pintura de señalización de obras de carretera a muy bajo precio, los metió en su citrôen 2 caballos y se dirigió a Roncesvalles. Desde allí partió  por todo el camino Francés , y marcando con una flecha amarilla todos aquellos cruces donde se pudiese dudar, para así  tomar la ruta adecuada.

Cada año,Elías  repetía la operación para repasar las marcas desgastadas por el clima de Galicia.

Este símbolo es la representación de la solidaridad, con una marca sencilla, sin grandes ornamentos, sino simplemente a brocha gorda, con un sobrante de pintura de carretera.

La herencia de la familia de Elias Valiña, lejos de reclamar derechos de autor, lo que han heredado y de lo que están orgullosos es de continuar con la labor de la flecha amarilla. Ellos lo hacen a través de la ayuda de las asociaciones de amigos del camino que remarcan cada año a su paso cada una de cada ruta. Desde Tui hasta Santiago, desde Ferrol, desde Sarria, incluso desde sus variantes por la costa de reciente creación  que pasa por Vigo  Así que cada vez que veas una flecha del camino, recuerda que detrás hay una pequeña historia marcada por la solidaridad.

Todo comenzó con un sacerdote hace tan sólo 33 años , que utilizaba el santuario como en estos días se utiliza el albergue o el Hotel , en el que poder descansar y ofrecerle un desayuno.