Preparando el camino

Si estás pensando como propósito para este año 2018 en hacer el camino, piensa que aunque no lo parezca es una actividad que tendrás que preparar.

Tras el duro invierno, seguramente tu actividad física ha disminuido bastante, por lo que habrá que plantearse, en principio, salir a pasear a un ritmo normal durante unos 40-50 minutos .

Es aconsejable ir aumentando el tiempo o el número de kilómetros poco a poco para que los músculos no sufran demasiado. Si lo haces poco a poco, en unos meses ya habrás adquirido un fondo para poder aguantar la media de 17-20 kms diarios .

Un error muy común es comprar calzado nuevo unos días antes de comenzar el camino. Tus pies se resentirán y no te permitirán disfrutar de El camino.  Por lo que es aconsejable utilizar el mismo calzado con el salimos a caminar cada día mientras lo preparamos.

La ropa que debemos usar debe ser ligera, fácil de lavar o secar y una de las cosas más importantes, al igual que el calzado, es la mochila a utilizar. En el caso de hacer el camino durmiendo  en albergues públicos  tendrás que cargar un poco más, ya que necesitarás llevar productos de higiene personal y sacos de dormir con alfombrilla. Si el camino lo realizas en Hotel, pensiones o albergues privados, muchos de los productos ya podrás contar con ellos en el establecimiento, por lo que te vas a evitar llevar muchas cosas.

Lo ideal es comprar primero una mochila mediana y después prepararla. Tendrás que adaptarte al espacio de la mochila y dejarás cosas atrás. Lo recomendable es que el peso de la mochila no supere el 10% del peso corporal.

Depende mucho de El Camino que elijas tendrás que llevar más equipaje o menos, pero piensa siempre que la mitad no lo vas a usar.

Cada persona tiene una razón por las que hacer El camino, pero todos tienen una meta en común que es  llegar a Santiago. Da igual como lleguen, con quien lleguen ….solo quieren vivir esa experiencia de visitar Galicia haciendo El Camino.